fbpx

Sin duda, el 2020 ha sido uno de los años más revolucionarios para muchos. Algunos perdimos trabajos, personas, amistades, relaciones y cosas. A todos como experiencia general, el año nos indujo en medio de una pandemia que nos mantuvo confinados por meses y con miedo, bombardeados de noticias, de historias de las victimas cercanas y de la ansiedad que causaba la probabilidad de contagiarnos.

Este es el ultimo mes del año y debemos preguntarnos ¿Qué nos quitó el 2020? ¿Por que este año nos revolucionó en tantos aspectos?

Indudablemente, todos tuvimos un proceso de transformación derivados a los acontecimientos de este año. Algo nos tuvo que cambiar la perspectiva de la vida y del rumbo que le estábamos dando a esta.

a ti, ¿Qué te cambio este año?

Ha sido un año duro, pero también un año que nos ofrece la oportunidad de apreciar o vivir experiencias nunca antes vistas y no, no estoy diciendo que vivir una pandemia sea una experiencia necesaria, esta fue, más bien, un acontecimiento obligado que todos hemos tenido que pasar. El acontecimiento ya esta pasando, no hay nada que podamos hacer para prever que un virus nos va a confinar por meses pero ¿Cómo aprovechar las experiencias que nos trajo este año para nuestro beneficio?

Al cambiar la manera en la que vemos el acontecimiento, podemos también cambiar la manera en la que esta afecta nuestra vida. Como lo dije anteriormente, no hay nada que podamos hacer para que lo que pasó este año cambie, sin embargo si comenzamos a mirar todo este caos como una oportunidad de interiorizar y aprender, será mucho más provechoso.

La cuarentena fue un momento angustiante en el que no sabíamos que iba a pasar con el mundo. Estuvimos confinados mucho tiempo, en algunos casos, con sobre carga de trabajo y en otros, con demasiadas horas libres. El aprendizaje de la cuarentena fue descubrir en muchos aspectos partes de nosotros que no conociamos.

Sin embargo, al cambiar nuestra perspectiva sobre el acontecimiento, podemos descubrir que la cuarentena también fue una oportunidad para conectarnos con las cosas que en la cotidianidad habíamos olvidado. Pasamos más tiempo en familia, descubrimos que sin presión social habían muchas cosas que nos gustaban y otras que no.

Así pues, cambiando de la perspectiva del caos, podemos descubrir que la incertidumbre también se puede convertir en una oportunidad de aprendizaje.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados

Hablemos de la importancia del bienestar mental.

Hablemos de la importancia del bienestar mental.

La salud mental a menudo se ve como un tema tabú, pero es hora de romper el silencio. 1 de cada 5 personas experimentará un trastorno de salud mental en su vida. La salud mental a menudo se malinterpreta y se estigmatiza, y nos hacen pensar que no es relevante, pero...

No Me Felicites, ¡Soy Mujer!

No Me Felicites, ¡Soy Mujer!

A mi no me felicites por ser mujer, tal vez lo elegí desde antes de nacer. Mejor concédeme el derecho a ser como soy!! A ser sexual A ser audaz A ser líder A ser bruja A ser ternura A ser todas y no ser ninguna. Quítate de tu mente lo que crees que debe o tiene que...

¿Te definirias una persona amarilla?

¿Te definirias una persona amarilla?

Hace un tiempo #albertespinosa nos contó de las personas amarillas y dice que todos necesitamos a esas personas en nuestra vida, pero que además todos podemos ser una persona amarilla para alguien aún sin saberlo. 😊 Piensa cuando haz hablado con el desconocido en el...