fbpx

Lo que nos han enseñado sobre el sexo, no es ni la quinta parte de lo que este es. En realidad, el sexo más allá de estar ligado al acto sexual, es un espacio de intercambio de energías fundamental para conectar con el otro. Se dice que, durante este encuentro, los seres humanos estamos más conectados con nuestra energía vital.

Esta, como cualquier energía debe mantenerse lo más limpia posible. Cuando compartimos nuestra energía sexual con alguien, también estamos compartiendo nuestros miedos, malos hábitos y conductas tóxicas. Al tener relaciones sexuales, las personas comparten mucha información, y esa información, puede quedarse “cargada” en el otro por mucho tiempo. Es recomendable realizar actividades para liberar las energías del otro tales como: meditación, ejercicio físico y tener una buena alimentación.

Ahora bien, desde la energía del sexo existen muchos patrones que nos hacen conectar con el otro. Si nos vamos al sexo tántrico, se dice que la energía sexual es una de las más poderosas que existen ya que en este espacio, se prende el canal por donde se transmite y conecta una persona con la otra.

Esta energía es tan poderosa, que no solo se utiliza para conectar o dar vida, en muchos casos, esta también es utilizada para que, a través de la ley de atracción, se puedan cumplir deseos o metas. Según el sexo tántrico, existen técnicas de expansión de la conciencia a través de la energía orgásmica que se pone a circular por los siete centros energéticos denominados chakras y que logran que las cosas se alineen para conseguir tal objetivo.

Si el sexo sirve para crear vida. ¿Qué tal si con esa misma energía le das vida a un nuevo proyecto?

El sexo tántrico, plantea que esta energía se puede utilizar para atraer y que incluso, nos hace seres más creativos. Así pues, también podemos usar esta energía vital para comenzar un nuevo proyecto.
Independiente de la manera en la que quieras utilizar tu energía sexual, no se puede negar que esta es una fuente de conexión entre individuos que facilita el intercambio de energías, ya sean positivas o negativas.

Consejos para cuidar tu energía sexual:

–  Cuidar tu energía sexual implica cuidar con quien tienes relaciones sexuales. Es por esto que es aconsejable buscar la exclusividad.
– Meditar ayuda a sacar esas energías que se quedan en nosotros después de una relación sexual.
– Haz una lista de tus valores sexuales y si estás siendo respetuoso contigo mismo. Así, podrás entender la manera en la que estás vibrando.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados

Hablemos de la importancia del bienestar mental.

Hablemos de la importancia del bienestar mental.

La salud mental a menudo se ve como un tema tabú, pero es hora de romper el silencio. 1 de cada 5 personas experimentará un trastorno de salud mental en su vida. La salud mental a menudo se malinterpreta y se estigmatiza, y nos hacen pensar que no es relevante, pero...

No Me Felicites, ¡Soy Mujer!

No Me Felicites, ¡Soy Mujer!

A mi no me felicites por ser mujer, tal vez lo elegí desde antes de nacer. Mejor concédeme el derecho a ser como soy!! A ser sexual A ser audaz A ser líder A ser bruja A ser ternura A ser todas y no ser ninguna. Quítate de tu mente lo que crees que debe o tiene que...

¿Te definirias una persona amarilla?

¿Te definirias una persona amarilla?

Hace un tiempo #albertespinosa nos contó de las personas amarillas y dice que todos necesitamos a esas personas en nuestra vida, pero que además todos podemos ser una persona amarilla para alguien aún sin saberlo. 😊 Piensa cuando haz hablado con el desconocido en el...