fbpx

Todos hemos tenido esos momentos en los que deseamos poder huir del dolor o de una situación que nos causa muchos sentimientos negativos

¿Por qué escapar?

Somos seres capaces de adaptarnos a las situaciones, por lo que sin importar la situación, podemos lograr sobrellevarla. Sin embargo, en muchas ocaciones, los sentimientos negativos que nos produce una situación difícil es lo que nos hace desear huir de la oportunidad de crecimiento.

inevitablemente, todos vamos a tener que pasar por momentos de perdida, de dolor, de angustia, de agotamiento social o sentimental, estos son sentimientos que nos son otorgados como seres humanos y que hacen presencia en el transcurso de nuestra vida por nuestra relación con el entorno. Así que si, esta bien que sientas que unos días no puedes, peor también es importante que identifiques que estos sentimientos no deben durar para siempre.

Según la Real Academia Española, la adversidad es una situación adversa, contraria, de mala suerte, difícil de sobrellevar, es la suerte adversa, el infortunio, un suceso o una situación que se caracteriza y está dominada por la desgracia en la que se encuentra una persona.

¿Qué momentos de adversidad has tenido que pasar tú para llegar a donde estás?

Los momentos de adversidad son aquellos en los que sentiste que no podías, pero que aún así seguiste intentando hasta que avanzaste. Ahora que ya reconoces la adversidad, es necesario que cambies la perspectiva que tienes frente a esta y que te preguntes ¿cómo estoy yo percibiendo la adversidad?

si tu respuesta es de manera negativa, es necesario que comiences a replantearte esta imagen de la adversidad.

¿Cómo es que la adversidad puede traerme una recompensa?

Lo hace y no te das cuenta pro que estás enfocado en lo negativo que estás o has vivido. Al cambiar la imagen con la que ves la adversidad, cambian tu manera de relacionar y atravesar los momentos difíciles.

Una vez que entiendes que los momentos buenos, los difíciles, las personas buenas o las que te lastimaron, que esa prueba que no pasaste o esa beca que te ganaste fueron fundamentales para formar la persona que eres hoy, comienzas a ser ver todo momento, persona u proceso en tu vida como una oportunidad.

pero ¿una oportunidad de qué?

Al cambio, al crecimiento y a la evolución. Si vuelves tu mirada al pasado por un momento, te darás cuenta que ese momento difícil que pensaste nunca superar, fue clave para la persona que eres hoy. Así que si, la adversidad tiene su recompensa cuando la vemos a través de los ojos del agradecimiento.

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados

Hablemos de la importancia del bienestar mental.

Hablemos de la importancia del bienestar mental.

La salud mental a menudo se ve como un tema tabú, pero es hora de romper el silencio. 1 de cada 5 personas experimentará un trastorno de salud mental en su vida. La salud mental a menudo se malinterpreta y se estigmatiza, y nos hacen pensar que no es relevante, pero...

No Me Felicites, ¡Soy Mujer!

No Me Felicites, ¡Soy Mujer!

A mi no me felicites por ser mujer, tal vez lo elegí desde antes de nacer. Mejor concédeme el derecho a ser como soy!! A ser sexual A ser audaz A ser líder A ser bruja A ser ternura A ser todas y no ser ninguna. Quítate de tu mente lo que crees que debe o tiene que...

¿Te definirias una persona amarilla?

¿Te definirias una persona amarilla?

Hace un tiempo #albertespinosa nos contó de las personas amarillas y dice que todos necesitamos a esas personas en nuestra vida, pero que además todos podemos ser una persona amarilla para alguien aún sin saberlo. 😊 Piensa cuando haz hablado con el desconocido en el...